CBD y psicosis: ¿qué relación pueden tener?

CBD-psicosis

CBD y psicosis: ¿qué relación pueden tener?

El CBD y la psicosis están más relacionados de lo que mucha gente cree. No de forma negativa, sino que, en la actualidad, existen multitud de estudios sobre cómo afecta el consumo de cannabidiol para tratar enfermedades mentales. Si quieres saber más sobre este tema sigue leyendo este post que hemos preparado especialmente para ti.

 ¿Qué es el CBD?

El cannabidiol o CBD es uno de los múltiples cannabinoides que, de forma natural, componen la planta Cannabis. Concretamente esta sustancia es característica del cáñamo industrial (cepa de la Cannabis Sativa L) ya que se encuentra en un porcentaje mayor que el resto de cannabinoides.

Los efectos antiinflamatorios, vasodilatadores, relajantes, ansiolíticos y neuro-protectores del CBD lo han vuelto mundialmente famoso. Tras múltiples estudios se ha comprobado que resulta muy beneficioso para la salud de los seres humanos. Ayudando a mejorar el estado físico y mental de quienes lo consumen. Actualmente existen muchos productos de CBD y cada uno cuenta con unas características propias.

Mucha gente sigue teniendo estigmatizado al CBD por su confusión con el tetrahidrocannabinol o THC. La realidad es que, pese a su parecido, el CBD y el THC son totalmente distintos. De hecho, el primero posee propiedades que contrarrestan los efectos del segundo. El problema es que a simple vista ni los mejores expertos son capaces de diferenciar una flor de “marihuana tradicional” de las flores de CBD o CBG.

¿Coloca el CBD?

La pregunta que todo el mundo se hace y que tiene una respuesta muy clara: “no, no coloca”. El CBD es una sustancia que carece de efectos psicoactivos, psicotrópicos o narcóticos. Es decir, consumir esta sustancia no alterara tu estado mental de ninguna manera. Otra ventaja que tiene es que carece de efectos adictivos. Por lo tanto, cuando decidas dejar de consumir esta sustancia, no experimentarás el temido “mono”.

¿Sabes lo que es el THC?

El tetrahidrocannabinol o THC es uno de los cannabinoides que, de manera natural, integran la planta Cannabis. Coloquialmente se ha conocido al THC por ser la sustancia que “coloca”; realmente lo que sucede es que ese cannabinoide está en un mayor porcentaje que otros en lo que se conoce como “marihuana tradicional”. Esta sustancia está considerada “droga” por multitud de tratados internacionales. En nuestro país, y dentro de la Unión Europea, está perseguido desde su cultivo hasta su venta. El motivo es que perjudica la salud de quien lo consume; concretamente lo que produce es una alteración del estado mental.

Históricamente el THC se utilizaba como remedio para curar las enfermedades. Magos, chamanes y curanderos lo utilizaban hace miles de años para paliar dolores y curar enfermedades. Actualmente, existen muchos estudios que están utilizando el THC para paliar dolores graves y luchar contra algunas enfermedades. Los resultados son prometedores, pero aún no son concluyentes.

THC, esquizofrenia y psicosis

El uso de THC con fines recreativos supone un riesgo de padecer enfermedades mentales. Concretamente las posibilidades de padecer psicosis, esquizofrenia o paranoias aumentan enormemente en las personas que lo consumen habitualmente. Algo que resulta determinante para valorar la posibilidad de padecer enfermedades mentales derivadas del uso de THC con fines recreativos es la cantidad de sustancia que consumes. Es decir, cuanto mayor porcentaje de THC tenga el producto, mayor es el riesgo de padecer una enfermedad mental derivada de su uso.

Esto se ha agravado en los últimos años. Con la evolución de la tecnología, la ciencia y la mecanización del campo han logrado aumentar los porcentajes de THC que tienen los productos actuales. Mientras que hace unos años los productos tenían un 10% de THC, hoy en día existen productos que pueden alcanzar el 30%. Esto supone triplicar las posibilidades de padecer una enfermedad mental.

¿Qué es la psicosis?

La psicosis es el término utilizado para referirse al estado mental que sufren algunas personas que pierden el contacto con la realidad. Todas aquellas personas que lo padecen son denominadas “psicóticas”.

Algunos de los síntomas de la psicosis son pequeñas alucinaciones o delirios puntuales. Otras personas experimentan cambios de personalidad y un pensamiento desorganizado. La sintomatología que acabamos de exponer suele ir acompañada con un comportamiento extraño de la persona que lo padece. Las personas “psicóticas” suelen tener problemas para interactuar socialmente y tienen problemas a la hora de desempeñar tareas de la vida cotidiana.

Los episodios de psicosis pueden ser puntuales en un momento de tu vida o acompañarte a lo largo de ella. Requiere un tratamiento y el estudio del caso por un psiquiatra y médicos especializados.

Existe cierto desconocimiento y temor a las enfermedades mentales. Realmente son mucho más usuales de lo que parece pero, en España, son un tema tabú. Sufrir una enfermedad mental es más común de lo que la gente cree y hay que empezar a normalizarlas para no cohibir a quienes las padecen de contarlo. Todos en algún momento podemos parecerlas y no llevar la enfermedad en soledad ayuda a superarla.

Mucha gente confunde la psicosis y las personas “psicóticas” con la “psicopatía” y los “psicópatas”. La “psicopatía” es un trastorno antisocial de la personalidad que, generalmente, se asocia a personas violentas o asesinos en serie. Esto no es del todo correcto ya que, un psicópata, no tiene porqué cometer actos violentos. La confusión se debe a cómo presentan a los psicópatas en películas y libros, en los que encarnan al villano.

CBD y psicosis

¿Cómo se relacionan el CBD y la psicosis?

Actualmente el tratamiento farmacológico para tratar la psicosis es efectivo, pero no al 100%. Por eso médicos e investigadores están realizando nuevos estudios con sustancias también novedosas y el CBD parece ser uno de los que mejor están funcionando. Y es que está comprobado que las personas que padecen de psicosis pueden provocar alteraciones en el sistema endocannabinoide.

A través de este sistema, nuestro organismo asimila los cannabinoides. Se trata de un conjunto de receptores que afectan a nuestro cerebro y al sistema nervioso. Algunos pacientes que han utilizado productos de CBD han mostrado una mejora clínica. Los efectos neuro-protectores del CBD ayudan a prevenir el deterioro cerebral. Otro efecto que se ha descubierto en las personas que utilizan CBD es que mejora los niveles de anandamida; esto resulta clave a la hora de luchar contra la psicosis.

Existen estudios, como el realizado por los Investigadores del Departamento de Estudios de Psicosis del Instituto de Psiquiatría, Psicología y Neurocienda del Kings’s College de Londres (Reino Unido), de los cuales vale la pena extraer: “Estos resultados sugieren que, en los pacientes con alto riesgo de psicosis, el CBD modula la función cerebral en las regiones involucradas en el riesgo de psicosis y en el procesamiento de las emociones “.

La investigación no cesa y poco a poco se están desarrollando estudios e investigaciones muy interesantes. La mayoría estudian cómo afecta el CBD a personas con enfermedades mentales. También se estudia como combinar el CBD con los tratamientos antipsicóticos. Otros estudios están orientados a ayudar a personas con depresión. El CBD ayuda mucho ya que al consumirlo se contribuye a generar, de forma natural, endorfinas. Los efectos medicinales del CBD son muy variados. Otra ventaja es el efecto relajante que te ayuda a dormir mejor y así levantarte con más energía al día siguiente.

THC, CBD y psicosis

Ya hemos explicado cómo afecta el THC a la mente y cómo su consumo puede derivar en enfermedades mentales. La psicosis es una de ellas, pero no la única; la esquizofrenia también es una enfermedad relacionada con el consumo habitual de THC.

El CBD se está empezando a utilizar para neutralizar los efectos psicoactivos del THC. Los efectos neuro-protectores del CBD ayudan a luchar y prevenir la degeneración neuronal. El CBD, igual que el THC, se absorbe por nuestro organismo a través del sistema endocannabinoide. Al ser asimilado de forma natural, aumenta la potencia de los efectos y la velocidad en la que actúan.

La psicosis se caracteriza por producir, en quien la padece, una alteración de la percepción de la realidad. Distorsionando los pensamientos y creando falsas creencias acerca de lo que realmente sucede. El CBD ayuda a luchar contra estos efectos de la psicosis mientras que el THC aumenta las posibilidades de que se produzcan. El problema de los tratamientos psicóticos a base de medicamentos tradicionales es la adicción que estos generan. Estar mucho tiempo en tratamiento puede derivar en una adicción difícil de superar. Por eso el CBD, que no genera adicción, tiene una enorme proyección en este sector.

CBD y psicosis

Esto es algo que mucha gente se pregunta por la confusión entre THC y CBD. No tienes de que preocuparte: vender y comprar CBD es totalmente legal. El CBD no está considerado “droga” ni “estupefaciente” por no producir efectos perjudiciales para la salud de quien los utiliza. Actualmente existe jurisprudencia del Tribunal Supremo y del Tribunal de Justicia de la Unión Europea que respalda la legalidad de vender y comprar productos de CBD. Siempre y cuando se cumplan los requisitos legales establecidos a tal efecto.

__

Esperamos que este post haya resuelto tus dudas sobre el CBD y la psicosis y aprovechamos para recomendarte nuestro post CBD y ansiolíticos: todo lo que debes saber e invitarte a conocer nuestro Instagram en el que publicamos curiosidades y novedades del sector y promociones únicas que solo compartimos por esa vía.

Comparte este post

Deja una respuesta


Abrir chat