Aceite de CBD

Bienvenidx a De Pata Verde, tu tienda online de confianza en la que puedes comprar aceite de CBD de la mejor calidad.

Comprar aceite de CBD en España nunca había sido tan fácil y seguro como en De Pata Verde, tu tienda online especializada en productos con CBD.

Como has podido ver, contamos con una amplia gama de posibilidades para que encuentres tu aceite de CBD favorito. Además, por si tienes alguna duda sobre este producto, ponemos a tu disposición la siguiente info:

El aceite de CBD es un concentrado de cannabidiol (CBD) que surge de la extracción de este cannabinoide y su posterior agregación en aceite natural (puede ser de oliva, de coco…). Es, sin duda, uno de nuestros productos de CBD más demandados en el sector del cáñamo. Por esa razón, la gran mayoría de estos aceites disponibles en el mercado español derivan de variedades/plantas de cáñamo industrial (una cepa de la planta Cannabis Sativa) ricas en CBD y con poco o inexistente contenido de THC.

Existen diferentes tipos de aceites de CBD y distintas concentraciones, por eso en De Pata Verde contamos con las tres más demandadas (10%, 20% y 30%) para que la selección sea variada y puedas escoger aquella que más te convenga en función de tus necesidades.

Dato a considerar: al aceite de CBD se le conoce de muchas formas y aceite de cannabis legal, aceite cannábico, aceite de semillas de cáñamo y aceite de CBD de marihuana son solo algunas de ellas. Sin embargo, lo más apropiado es referirse a este producto como aceite de CBD o aceite de cáñamo industrial.

Como adelantábamos en la anterior pregunta, el cannabidiol es un compuesto único capaz de influir en nuestro organismo mediante la activación del CB1 y CB2, TRPV y GPR55, que son receptores del cuerpo humano.

Los receptores CB influyen, en mayor o menor medida, en el sistema endocannabinoide (SEC), cuya principal misión es la de actuar como una especie de regulador homeostático el cual, a su vez, se encarga de preservar el equilibrio del sistema biológico.

El CBD, debido a sus cualidades naturales y casi de forma íntegra, sustenta el SEC y, por esa razón, es capaz de ayudar al cuerpo a funcionar en un estado equilibrado. Digamos que, de alguna forma, llega a actuar como director general del SEC en lugar de limitarse a unirse a los receptores CB.

Por lo anterior, y cada vez hay más y más estudios y entidades de renombre que respaldan las propiedades terapéuticas del CBD, se cree que el cannabidiol, al fomentar la producción de endocannabinoides, enzimas y neuroquímicos beneficiosos, es capaz de ejercer una gran influencia sobre nuestro sistema nervioso central y periférico.

Por eso los aceites de CBD son tan demandados en el mercado porque, al contener una composición rica en CBD, garantizan un efecto más directo en comparación con otros productos de CBD.

El aceite de cáñamo se utiliza principalmente:

  • Para la epilepsia, ya que reduce la frecuencia y la intensidad de las convulsiones.
  • Sirve también para poner fin a las adicciones, ya que ayuda a controlar los deseos compulsivos.
  • Para el alzhéimer ayudando a su prevención y retrasando su desarrollo.
  • Como ansiolítico y antidepresivo, ya que neutraliza la transmisión de la señal nerviosa.
  • Para las fobias, ya que disminuye la ansiedad provocada por el temor derivado de las mismas.
  • Para aliviar el dolor, ya que el CBD cuenta con atributos analgésicos.
  • Como antiinflamatorio, gracias a las propiedades naturales anteriores. De hecho, cada vez más deportistas están usando productos con cannabidiol.
  • Para tratar problemas de la piel como el acné o el eczema.

Además de las anteriores, el aceite de CBD para dormir suele ser también bastante efectivo en la mayoría de los casos. También es común comprar aceite de CBD para la ansiedad con el objetivo de disminuirla en la mayor medida posible. Es interesante mencionar su aplicación en cremas pensadas para el bienestar de sus consumidores.

Existen diferentes métodos, usos y consumos posibles:

  • Tópico. Bastará con aplicar un par de gotas del aceite y extenderlas sobre la zona deseada como si fuera una crema. Este tipo de administración suele realizarse para hidratar la piel en caso de padecer psoriasis o tener la piel seca o irritada.
  • Capilar. la aplicación es similar a la del uso tópico. En este caso lo ideal es aplicar un par de gotas sobre las palmas de las manos para después masajear el cuero cabelludo. Este tipo de uso es recomendable para combatir la dermatitis y/o la caspa o las costras. También sirve para hidratar las puntas.
  • Relajante. Muy recomendable para liberar contracturas o disminuir dolores musculares. Para ello te recomendamos echar gotas de aceite poco a poco sobre las zonas afectas y empezar a masajearlas suavemente.
  • Aromaterápico. También se puede emplear el aceite de CBD para aromatizar las zonas deseadas. Para ello tendrías que comprar un recipiente especial para esta finalidad.
  • Vía oral. A pesar de que la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios no contempla el CBD como un complemento alimenticio, somos conocedores de que muchos usuarios compran aceite de CBD para consumirlo por vía oral.

Para cualquiera de los casos anteriores, la cantidad de gotas que se debe aplicar debe variar en función de la concentración del aceite, aunque se recomienda una horquilla con un mínimo y un máximo, ya que cada persona reacciona de forma más o menos tolerante a cada dosis. Por eso, lo más recomendable es empezar con muy poco e ir aumentando la dosis a gusto del consumidor. También es muy recomendable consultar a un médico especializado.

El CBD cuenta con cualidades naturales que lo convierten en un excelente:

  • Analgésico.
  • Ansiolítico.
  • Anti-náuseas y antiemético.
  • Antibacteriano.
  • Anticonvulsivante.
  • Antiepiléptico.
  • Antifúngico.
  • Antiinflamatorio.
  • Antioxidante.
  • Antipsicótico.
  • Antirreumático.
  • Antitumoral.
  • Inductor de sueño.
  • Inmunomodulador.
  • Neuroprotector.

Seg´ún distintos análisis y estudios, el cannabidiol provoca efectos terapéuticos que permiten lidiar con los dolores derivados de muchas enfermedades como hemos visto anteriormente. Además también es capaz de relajar, tanto muscular como mentalmente. En el caso del aceite de CBD, los efectos duran varias horas.

Los efectos no aparecen hasta 20-60 minutos después de la administración. Por supuesto, estos tiempos son totalmente orientativos, ya que hay muchos factores a considerar, desde el peso corporal del consumidor hasta la concentración de CBD del aceite en cuestión sin olvidar otros como el tipo de metabolismo o el número de dosis de administración.

El aceite de CBD funciona, sino no estaríamos nosotros aquí. Cada día que pasa hay más y más estudios que evidencian la efectividad del CBD para paliar y combatir los dolores de numerosas enfermedades como la esclerosis múltiple, glaucoma, anorexia, epilepsia, insomnio, cáncer de mama y muchas otras.

Añadir que cada persona debe ser consciente del grado de dificultad en el que se encuentra y comprar el aceite de CBD adecuado en función de su condición, así como administrarse las dosis necesarias para conseguir los resultados oportunos.

“¿Dónde puedo comprar aceite de CBD?” y “¿dónde conseguir un buen aceite de CBD en oferta?” son dos de las preguntas que más nos formulan. Todavía mucha gente desconoce el potencial y la efectividad del cannabidiol y recurre a nosotros para salir de la duda.

Afortunadamente somos muchas las empresas que ponemos aceites de cáñamo a disposición del público. De hecho, solo hace falta poner en Google “comprar aceite CBD” para comprobarlo y también existen tiendas físicas en las que adquirir este producto; aunque si quieres encontrar, como cliente, las mejores ofertas lo más recomendable es buscar en Internet.

El problema con las segundas es que el precio suele ser más caro de lo habitual y encima tienes que encontrar la tienda para luego desplazarte hasta ella para conseguir el producto en caso de estar disponible. Con las primeras, con las tiendas online de aceites de CBD, surge la dificultad de cuál elegir. Son muchas las empresas que han surgido y que comercializan este producto, pero no todas ellas son fiables ni cuentan con buena calidad.

Nosotros, en De Pata Verde:

  • Contamos con un Departamento de Calidad que garantiza que los productos con CBD que vendemos sean de gran calidad.
  • Tenemos una web que está 100% actualizada y es limpia, clara y sencilla para que la experiencia de nuestros invitados sea la más óptima posible.
  • Ofrecemos tres vías de pago seguras, posibilidad de envío rápido gratuito para pedidos en el carrito de más de 60€ desde cualquier lugar del territorio peninsular y aceptamos devoluciones de productos hasta 14 días después de su compra.

Depende mucho del proveedor, la calidad y la concentración de CBD que contiene el aceite en cuestión. No obstante, nosotros realizamos diferentes acciones de benchmarking mensuales y los precios suelen ir desde los 45€ (para aceites de CBD del 10%) hasta los 140€ (para aceites de CBD del 30%).

Nosotros somos fieles defensores de los beneficios que aporta el CBD a la sociedad. Con el aceite de CBD, nos podemos aprovechar de todos los beneficios terapéuticos del cannabis evitando los efectos psicoactivos y adictivos.

Para nosotros mejorar nuestra calidad de vida es, sin duda, la razón principal por la que comprar aceite de CBD. Vivimos en un país en el que la gran mayoría de sus habitantes sufrimos dolores crónicos y estamos ante un compuesto natural que puede ayudarnos a vivir mejor.

Al contar con numerosas cualidades terapéuticas y carecer de efectos psicoactivos y nocivos, el CBD cada vez está siendo más y más veces reclamado por perfiles como los siguientes:

  • Personas con enfermedades crónicas: hemos visto en preguntas anteriores las propiedades que tiene el CBD para paliar los dolores derivados de enfermedades como el acné, el alcoholismo, la alteroesclerosis, el alzheimer, la ansiedad, las arritmias, la artritis y artrosis, el autismo, el cáncer, la colitis, la enfermedad de Crohn, la demencia, la dermatitis, los derrames cerebrales, la diabetes, las enfermedades autoinmunes, la epilepsia, la esclerosis múltiple, el estrés, la obesidad, la enfermedad de Parkinson, la psicosis, la psoriasis, el síndrome de Dravet, el TDAH o el tratamiento antitumoral, entre otras.
  • Deportistas: el deporte es muy saludable pero, en muchos casos, conlleva rigidez, dolores e inflamaciones en músculos y articulaciones. El aceite de CBD estimula la desinflamación de tejidos reduce los dolores.
  • Personas con trastornos de sueño: el CBD, debido a su capacidad ansiolítica, ayuda a conciliar el sueño.
  • Mujeres con dolores de menstruación: efectivamente el CBD, gracias a su capacidad para aliviar los dolores, es una alternativa natural a la que muchas mujeres recurren para paliar los dolores derivados del periodo.

La elección de uno u otro aceite depende, sobre todo, de los siguientes tres factores:

  • Salud. No es lo mismo comprar un aceite de CBD para simplemente relajarse que para intentar paliar los dolores derivados de una enfermedad crónica severa. Para el primer caso un aceite del 10% puede ser suficiente mientras que para el segundo lo más recomendable sería uno del 30% y, en su defecto, del 20%.
  • Peso. Para mayor peso mayor concentración. Al menos es lo habitualmente más recomendable. Si pesas más de 90 kilos es muy posible que el aceite del 10% no llegue a ser suficiente.
  • Dosis. Muy asociado con el objetivo y con la vía de administración. Lo ideal es que sea un especialista el que te recomiende las dosis que debes tomar en función de tu meta para no pasarse.

¿Qué se recomienda?

Al final todas las anteriores están asociadas entre sí, aunque a grandes rasgos recomendaríamos (para un peso inferior a 90 kilos):

  • Para condiciones leves el aceite del 10%.
  • El aceite del 20% para condiciones moderadas.
  • El aceite del 30% para condiciones severas y crónicas.

Para cualquiera de las tres condiciones, sobre todo para los casos de la tercera, contamos con aceites de CBD de la más alta calidad gracias a su rica composición en cannabinoides, que garantizan un mejor y más rápido efecto. Todos nuestros aceites están cuidados desde la semilla hasta el producto final para poder ofrecer la máxima calidad a nuestros clientes. Por eso, nuestro aceite de CBD ha sido producido de forma 100% orgánica, libre de pesticida y con extracto de cáñamo de espectro completo proveniente de semillas certificadas por la Unión Europea, lo que garantiza una calidad superior (de ahí su color miel dorado, su intenso sabor y su aroma a hierbas único) y que no contiene más del 0,2% de THC.

Es importante destacar que nuestros aceites de CBD, al ser naturales y no estar refinados, pueden contener algunos grumos. Eso es un sinónimo de que es auténtico, natural y efectivo, ya que las ceras del extracto de CBD suelen producirlos en sus concentraciones más altas.

El aceite de CBD puede deteriorase con el paso del tiempo. Por eso, la mejor forma de frenar ese proceso y de conservarlo el mayor tiempo posible en buenas condiciones es guardándolo en un lugar fresco y oscuro a unos 12-18 de grados de temperatura. A menor temperatura corres el riesgo de que se solidifique. No obstante, cada aceite es un mundo por lo que hay que estar atento a las recomendaciones de cada proveedor.

Dato a considerar: es importante limpiar bien el cuello de la botella (donde se encuentra la rosca) para evitar que la pipeta cierre bien. Pero lo más importante es atender a los consejos del fabricante, ya que hay muchos aceites y muchos compuestos (terpenos, aceites de distintos tipos, otros ingredientes…) y no todos deben conservarse de la misma forma.

Sí, el aceite de CBD caduca, como cualquier otro producto natural perecedero. Por eso es de vital importancia conservarlo en las condiciones más óptimas siguiendo lo expuesto en la pregunta anterior.

Debido a la cantidad de desinformación que hay en internet al respecto, entre los consumidores es una pregunta muy habitual. Por eso, es importante entender que el CBD se obtiene de las hojas y flores de cáñamo industrial, que es una cepa de la Cannabis Sativa.

Ahora bien, respondiendo a la pregunta, generalmente el aceite de CBD no es lo mismo que el aceite de cáñamo. Decimos “generalmente” porque los aceites de cáñamo que se suelen encuentran en supermercados y herbolarios no contienen cannabinoides (como el CBD) a pesar de estar hechos a partir de semillas de cáñamo puro. Mientras que nuestros aceites, hechos a partir de cáñamo industrial, sí contienen CBD.

De acuerdo con la World Health Organization, podemos afirmar que sí, que el CBD es un compuesto que el organismo tolera perfectamente. Eso sí, como en cualquier otro caso, abusar de su consumo puede acarrear efectos secundarios no deseados como la fatiga, la sequedad bucal o alteraciones en el apetito.

Más allá de lo anterior, el cannabidiol puede interferir en la degradación de algunos fármacos. Por eso, si estás tomando algún medicamento de prescripción médica, lo más recomendable es que hables con tu médico acerca del CBD antes de lanzarte a la compra de algún producto.

En casi todos los casos sí, podrás viajar con el aceite de CBD en tu maleta siempre y cuando este compuesto sea lugar tanto en el lugar de origen como de destino.

Totalmente legal, puedes comprar aceite de CBD sin complicaciones en Europa y en EEUU, siempre y cuando se cumpla con lo legalmente establecido:

En Europa el aceite de CBD debe ser elaborado a partir del cáñamo industrial y su nivel de THC no debe ser mayor de un 0,2%. No obstante, esta normativa puede variar entre países por lo que es mejor consultarla y asegurarse (porque en algunos países puede ser un 0,3% entre otros supuestos).

En De Pata Verde no tenemos nada que ocultar, por eso puedes ver las valoraciones de nuestros clientes en la sección de Valoraciones de cada producto. Además de lo anterior, te recomendamos, para el caso de los aceites de cannabidiol, que eches un vistazo a la pregunta “¿Qué aceite de CBD comprar? Consejos para comprarlo”, para que puedas valorar mejor las valoraciones.

Te ofrecemos dos formas para resolverlas:

Has añadido este producto al carrito:

Abrir chat