Variedades de cáñamo industrial: todo lo que debes saber

Variedades de cáñamo industrial

Variedades de cáñamo industrial: todo lo que debes saber

¿Conoces las diferentes variedades de cáñamo industrial y semillas certificadas y registradas que se pueden cultivar en Europa y España?

Independientemente de que la respuesta sea “sí” o “no”; sigue leyendo porque en este post seguro que encontrarás información sobre el sector del cannabis no psicoactivo tan interesante como la siguiente:

Antes de seguir, es importante hacer hueco a la respuesta de una de las preguntas más comunes entre la población: marihuana y cáñamo industrial, ¿son lo mismo? Hemos de decir que no, aunque ambas son familia. La marihuana es una cepa de Cannabis Sativa y/o Cannabis Índica, siendo las dos subespecies de la planta Cannabis y formando parte de la familia Cannabaceae; mientras que, por su parte, el cáñamo industrial se trata de una cepa de la Cannabis Sativa.

No obstante, la tecnología ha avanzado a pasos de gigante y ya podemos encontrar cruces entre Cannabis índicas y Sativas que dan como fruto cepas híbridas de marihuana y cáñamo industrial. Más adelante entraremos en temas legales, usos y beneficios, pero primero vamos con el primer “punto del orden del día”:

¿Cuáles son las diferentes variedades de cáñamo industrial que existen?

De las distintas semillas certificadas y registradas por la Unión Europea de cáñamo industrial nacen las diferentes variedades. Todas estas semillas las puedes encontrar fácilmente en este enlace oficial. No obstante, cinco de las más famosas son las que llevan el siguiente nombre:

  • Kompolti
  • CS
  • Carmagnola
  • Felina 32
  • Dioica 88

Como habrás podido comprobar en el listado, son muchas las semillas certificadas las que existen a disposición de los interesados. Todas ellas son una futura fuente importante de cannabinoides, pero muy diferentes entre sí. Por eso es importante escoger las mejores semillas feminizadas consultando a expertos cultivadores; como los que forman parte de la European Industrial Hemp Associaton (EIHA).

Además de las anteriores, también sucede que haya semillas no certificadas por la Unión Europea. Estas solo deben usarse para autoconsumo, por lo que no se deben comercializar. Sin embargo, es posible obtener alguna licencia por parte de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) para tratar de revertir esa situación.

La respuesta es “sí”, siempre y cuando se respete la ley al máximo. La situación legal del cáñamo industrial no es homogénea en todos los países miembro de la UE. Por ello es imprescindible contratar las licencias y permisos necesarios y contar con abogados expertos en la materia antes de lanzarse a cultivarlo en España. Ese debería ser el primer paso de todos.

Entre las diferentes normativas legales que hay que cumplir encontramos:

Semillas de cáñamo industrial registradas

Como hemos visto en el apartado anterior, no se puede plantar cualquier variedad si el objetivo de después es la comercialización del producto. Por eso, hay que tener muy en cuenta el listado de semillas certificadas y registradas por la UE y válidas para Europa.

Productor de semillas y plantas de vivero

¡Muy importante para los productores! Según lo estipulado en el Real Decreto 1891/2008, es imprescindible y obligatorio estar registrado como agricultor y/o productor de semillas y plantas de vivero en la categoría que corresponda.

Reglamento técnico de control y certificación de semillas de plantas textiles

Otro reglamente básico que hay que respetar y que fue aprobado por la Orden ARM/3372/2010. Con él, entre otros, se acepta el control oficial de las semillas por parte de los técnicos de las Comunidades Autónomas para su certificación y autorización.

Nivel de THC

El contenido de las plantas de cáñamo industrial plantadas debe cumplir estrictamente con lo fijado por las normativas reguladoras. En muchos países de Europa este nivel debe estar por debajo del 0,3% por peso seco y en España debe ser del 0,2% o inferior. Es importante cuidar esto al máximo porque, a simple vista, la planta de cáñamo industrial parece exactamente igual que una de marihuana. De hecho, la principal diferencia entre marihuana y cáñamo industrial reside en su contenido de THC; la primera cuenta con un porcentaje más alto del 0,3% en cualquier caso, mientras que el segundo nunca debe exceder ese porcentaje, al menos hoy en día y en la mayor parte del territorio europeo. Afortunadamente ya existen numerosos laboratorios en la industria del cannabis que analizan los niveles de tetrahidrocannabinol.

Las anteriores son solo algunas de las exigencias legales más primarias y básicas que hay que respetar, pero existen muchas más. De ahí la recomendación de contar con abogados especialistas antes de lanzarse a la aventura de cultivar un cultivo de cáñamo industrial, conocido común y erróneamente como “marihuana medicinal”. Nosotros, gracias a nuestros contactos en la industria, podemos ayudarte con este asunto en caso de necesidad y si así lo deseas (698942567).

Variedades de cáñamo industrial norte

¿Cuáles son los principales usos del cáñamo industrial?

Una de las principales ventajas del cáñamo industrial es que se puede usar en su totalidad. Como cualquier planta, crece y florece mejor en climas muy específicos, siendo los húmedos y cálidos generalmente los más favorables para la plantación y producción de casi todas las variedades de cáñamo industrial que existen.

En España una gran concentración de explotaciones agrícolas de esta planta la encontramos en la zona de Extremadura, aunque también se dan plantaciones más al sur y en el norte del país. Independientemente del lugar o la ubicación, lo importante es cuidar bien los cultivos para que su rendimiento acabe dando una cosecha de gran calidad.

Entre los usos de cáñamo industrial, que son muchos, los siguientes merecen mención aparte:

Combustible

Principalmente existen dos biocombustibles: biodiesel y etanol. El cáñamo industrial, si se cultiva como materia prima y biomasa para esta finalidad en concreto, podría producir ambos. ¿Cómo es posible? Principalmente gracias al contenido de aceite por peso seco de su semilla (30% – 40% generalmente).

Cosméticos

Los cosméticos de CBD son productos generalmente de belleza que están ganando mucho protagonismo con el paso del tiempo. Se diferencian del resto por su contenido de cannabidiol, ya sea en forma de aceite o extracto.

Fibra

Otro de los principales usos de las diferentes variedades de cáñamo industrial que hay. De hecho, esta planta lleva utilizándose durante años en la industria textil, automovilística e incluso en la de la construcción. Para el caso de la textil es recomendable utilizar variedades de gran calidad como la Fibrol y la Gliana.

Flor de CBD

Probablemente el uso más extendido durante los últimos años y es que el cáñamo industrial da como fruto las conocidas flores de cáñamo industrial, también reconocidas como flores de CBD. Si quieres saber más sobre ellas te invitamos a hacer clic en el enlace anterior, además podrás conocer algunas de las variedades que están a tu disposición y entender por qué gran parte del público tiende a comprar flores de CBD tras añadirlas a su carrito de compra. Gran parte del negocio gira en torno a ellas, tanto es así que muchas empresas, como nosotros, incluso nos dedicamos a la venta de flores de CBD al por mayor. Desde este último enlace podrás ver más información al respecto y conocer nuestro catálogo.

Grano

De las variedades de cáñamo industrial cultivadas para una finalidad alimentaria, se pueden extraen granos 100% biológicos que constituyen una rica fuente de proteínas y grasas polinsaturadas como Omega 3 y Omega 6, entre otros.

¿Y los principales beneficios del cáñamo industrial?

También hay que tener en cuenta los beneficios que aporta el cultivo de cáñamo. Este cultivo mejora la calidad del suelo evitando su erosión; ya que sus raíces son resistentes, previene la deforestación y su rotación es ideal. Además, la planta es biodegradable y reciclable.

Numerosos estudios científicos sobre el consumo de CBD han demostrado que puede ser eficaz en el tratamiento de algunas enfermedades y que tiene efectos positivos en el sistema inmunológico. Algunas de estas enfermedades son la epilepsia, la ansiedad y la esclerosis. Más allá de lo anterior y hablando ahora de fines económicos, el cultivo de cáñamo industrial puede traer muchos beneficios en zonas rurales despobladas y reactivar su economía mediante la creación de empleo basado en la agricultura. Es una industria en pleno auge que puede crear a su vez un gran número de empleos directos e indirectos.

Por todo lo anterior y muchas otras razones expuestas en nuestra sección “Sobre Nosotros”, en De Pata Verde somos fieles defensores y propulsores del CBD. Esperamos que hayas podido resolver tus dudas acerca de las diferentes variedades de cáñamo industrial que existen, así como de sus usos y beneficios con este post.

Si quieres saber un poco más sobre el CBD y el cáñamo industrial, te invitamos a visitar nuestro blog e Instagram. En ambos procuramos subir siempre contenido de valor muy, pero que muy interesante.

Be Happy, Be Green!

Comparte este post

Deja una respuesta


Abrir chat